Comprobar primero, publicar después

Como suele ocurrir, las rectificaciones tienen mucho menos impacto en la prensa que las noticias a las que pretenden rectificar. Hace unos días, Vittorio Feltri, director de Il Giornale (propiedad de la familia Berlusconi), dijo que las acusaciones que había lanzado en septiembre contra Dino Boffo, director del diario Avvenire (propiedad de la Conferencia episcopal italiana) eran una “bagatela” , una cosa de poca sustancia. Admite que se basó en un folio anónimo y que la reconstrucción de los hechos muestra que se trató de una mentira.

Un “caso” que no hubiera sucedido, de hacer las cosas de modo mínimamente profesional, sin más. Da que pensar en “Excusatio non petita…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s