Una foto, tres mensajes

Este collage que he encontrado en EatLiver podría utlizarse perfectamente en cualquier facultad de Periodismo para ilustrar los efectos de la manipulación de imágenes. Actividad prohibida en la mayor parte de los medios de comunicación, pero, como es público y notorio, para nada erradicada.

Un simple recorte de la imagen original (centro) nos devuelve dos supuestos totalmente opuestos, ideal para aquellos que gustan de arrimar el ascua de la objetividad a su sardina ideológica. En este caso, el formato de imagen resultante es bastante forzado y difícilmente se adaptaría a los estándares, pero sirve como ejemplo conceptual

No tenemos constancia de que las imágenes recortadas se hayan llegado a publicar en medio alguno, pero seguro que no te sería difícil imaginar medios que publicarían la original y medios candidatos a publicar alguna de las otras.

Sin más palabras, y aunque esto no sea de por sí ninguna “patología”, pone de manifiesto el carácter práctico de las decisiones, por encima o además de las cuestiones meramente teóricas y técnicas. Gracias, Manuel M. Almeida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s