Miedo en Chile a que el rescate y el post-rescate de los mineros se convierta en un “reality show”

Tiene toda la razón del mundo Susana Reinoso cuando recoge en su blog el miedo que detecta en Chile a que los mineros se conviertan en involuntarias estrellas de un “reality show”, y no dispongan de intimidad para con sus familias.

Y no puedan o sepan o quieran salir de su papel de personajes, es decir, de mineros sepultados vivos durante muchos meses y rescatados (Dios lo quiera) en las próximas horas.

Serán muchos los intereses dinerarios en juego para los medios de comunicación en su vertiente empresarial, más o menos voraz y desinteresada de la dignidad de las personas. Me refiero a las empresas editoriales de diarios, revistas y libros, a las productoras de cine y televisión, a las participaciones en emisiones en directo, a la venta de los derechos de imagen, etc. Eso es lo que les espera a la salida, tras las emociones familiares y las atenciones políticas, empresariales, sanitarias, y el merchandising y el product placemente ya iniciado con su infortunio.

Esperemos que no haya desaprensivos que les inventes historias y reclamaciones para salir en los medios y en los juzgados y sacar (los desaprensivos) un buen porcentaje de tratar una parte de dolor y esperanza de su vida, que ya es sustancia de su misma vita personal y familiar, en mera mercancía de elegante barraca impresa o audiovisual que por un tiempo alimente la curiosidad y el morbo de no pocos consumidores mediáticos…

 Pese a haber alentado el ojo de la opinión pública mundial sobre la trágica historia de los mineros chilenos, en el gobierno de Sebastián Piñera hay preocupación ante la posibilidad que el rescate se convierta en un “reality show”. Y que el show sea más importante que el resguardo de la intimidad de los rescatados.

Ya no hay como detener a la poderosa maquinaria mediática global que anhela introducir sus lentes digitales por los ductos de los que se espera que salgan los hombres atrapados. Y hasta la TV chilena le ha expuesto a Piñera su preocupación ante la llegada de Don Francisco, un conductor televisivo chileno radicado en Miami y famoso en su país, que llegará a la Mina San José a transmitir el rescate de la mano de Cecilia Bolocco, ex Miss Universo, ex conductora de la CNN chilena y ex mujer del  ex presidente argentino Carlos Menem.

Las principales productoras audiovisuales internacionales y los grandes grupos editoriales, en busca de emociones cada vez más fuertes, se acomodan en la pole position para arrancarle a los 33 la firma de contratos que jamás soñaron.

Y hasta es posible que algún osado esté pensando en construir una cueva en las entrañas de la Tierra para meter a varios famosos por unos miles de dólares y transmitir las 24 horas con abundante PNT (Publicidad No Tradicional que va dentro de una emisión). (…)

Pese al empeño de los ministros de Minería, Laurence Golborne, y el de Salud,  Jaime Mañalich, por evitar que el rescate se convierta en un reality, el riesgo es alto y quizá inevitable.  

via abc.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s