Barcepundit: desfachatez de los medios de comunicación españoles

NO VOY a comentar demasiado esta noticia sobre la inhabilitación de Alfredo Sáenz como banquero, porque conozco a los implicados y no puedo ser objetivo. Pero sí señalaré que no es más que el fin de un proceso que lleva años en los tribunales, y que demuestra una vez más el grado de desfachatez de los medios de comunicación españoles. La inmensa mayoría han estado negándose a informar sobre una noticia morrocotuda (el principal ejecutivo de uno de los principales bancos condenado por estafa y denuncia falsa sería primera página en cualquier país normal) para no irritar a uno de los principales anunciantes, en este caso el grupo Banco Santander. No sea que se quedasen sin inserciones a toda página con Fernando Alonso levantando el pulgar en señal de victoria, o algo.

Ni siquiera hoy la noticia aparece como cabría esperar en los medios de comunicación tradicionales: con la salvedad de Expansión, aparece básicamente en la joven prensa digital.

ACTUALIZACIÓN. Toni Piqué:

A uno le corroe la duda de si esta delicadeza en el trato del consejero delegado se generalizará a partir de ahora al resto de la humanidad o se trata de una excepción “por ser vos quien sois” —servilismo que gracias a la Red no ha pasado desapercibido. Tan servil que algunos diarios de referencia publican el posible recurso al Constitucional sin haber dado antes la condena. La no-noticia (aún no ha ocurrido) aplasta a la noticia (lo que pasó).

¿Creen que la gente es burra?

Luis I. Gómez: La AAAS retira artículo calentólogo plagado de errores

La temperatura del planeta podría aumentar en 2,4 grados centígrados de aquí a 2020 y ello podría conllevar una caída del 2,5% al 5% de la producción agrícola en América Latina.

Así rezaba la profecía del FONDO ECOLÓGICO UNIVERSAL (si tienen sitio web está muy escondido, no he podido encontrarlo), de la que se hacía eco la agencia de noticias AFP y que encontró un hueco en la página web de la American Association for the Advancement of Science (AAAs), siempre preocupada por el avance en la ciencia.

El primero en darse cuenta de que podría haber errores en el citado “paper” no fué un científico de la AAAs, curiosamente:

“Un periodista de (el diario británico) The Guardian nos alertó ayer (martes) sobre unas dudas respecto a la noticia enviada por la oficina de relaciones públicas Hoffman & Hoffman”, escribió la portavoz de la AAAS Ginger Pinholster en un correo electrónico a AFP. “Inmediatamente contactamos a un experto en cambio climático, que confirmó que la información también le planteaba dudas. Rápidamente quitamos el informe de nuestro sitio web y contactamos a la organización que lo había enviado”

Nos lo cuentan en La Nación.

Impresionante.

Carlos Herrera: “Este Consejo Censor es para cerrar Intereconomía, para multar a Veo7; son unos sectarios”

El periodista de Onda Cero, un día después del anuncio del ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, sobre la implantación de un Consejo Estatal de Medios Audiovisuales Carlos Herrera: “Este Consejo Censor es para cerrar Intereconomía, para multar a Veo7; son unos sectarios”

Escuchado al director de ‘Herrera en la Onda’, Carlos Herrera, un día después del anuncio del ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, sobre la implantación de un Consejo Estatal de Medios Audiovisuales:

“Este Consejo Censor es para controlar a las televisiones que no le son afines. Para cerrar Intereconomía, para multar a Veo TV, para todo eso. Para eso contarán con sicarios, que colocan en este tipo de Consejo Audiovisual, que con excepciones notables, los hay decentes, la mayoría son unos sectarios para echar de espaldas”.

 

Recuperado por Aldo Van Weezel: 73.6% of all Statistics are Made Up

Mi colega y amigo Aldo Van Weezel acaba de recuperar en Twitter un texto que le gusta, y que probablemente gustará a quienes lo lean.

pinocchio

The headlines in the media are filled with that latest stats.  Stats sell.  The stats are often quoted from the latest reports.  People then parrot them around like they’re fact when most of them are complete bullsh*t.  People throw them around at cocktail parties.  Often when they do I throw out my favorite statistic:  73.6% of  all statistics are made up.  I say it deadpanned.  Often I’ll get some people look at me like, “really?”  ”It’s true. Nielsen just released the number last month.”

No.  It’s irony.

Or as Mark Twain popularized the quote most attributed to the Prime Minister of Great Britain, Benjamin Disraeli, “there are three kinds of lies: lies, damn lies and statistics.”  The quote is meant to highlight the deceiving but persuasive power of numbers.

Premios Gaudí, cine catalán: “Una vez les hagamos académicos, deberán votar a las películas que decidamos”

Los documentos que investiga la Academia de Cine Catalán tras las graves acusaciones de compra de votos que salpicaron anoche la entrega de los Premios Gaudí, describen un entramado de falsificación de créditos de películas y votaciones al dictado. Éstos son los párrafos más llamativos de la colección de e-mails que ha sacudido al mundo cinemtográfico barcelonés.

Los supuestos e-mails que la Academia del Cine Catalán está investigando describen un entramado para falsificar créditos de películas y votar al dictado de Producciones Kaplan. Estos documentos recogen un intercambio de mensajes entre una empleada de la empresa y personas dispuestas a participar en el amaño.

En ellos se explica la estrategia para alterar el resultado de los Premios Gaudí: “Cada uno de vosotros ha de conseguir que cinco personas se hagan académicas (…). Recordad que podéis poner en los créditos de vuestras películas (y en la página del MCU e IMDB) a algunas personas para que parezca que cumplen los requisitos. Estas personas, una vez sean académicas, deberán votar a las películas que decidamos, o pasarnos sus códigos y votar nosotros”.

En esos PDF la persona que escribe en nombre de Kaplan muestra la disposición de la compañía para hacerse cargo de las cuotas de inscripción y de los dos primeros trimestres como académicos.

Además, aparece un correo con fecha 2009 en el que se detalla cómo votar en la primera ronda de los Premios Gaudí (de la que salen las nominaciones) para lograr el mayor apoyo posible para sus películas Trash y Cineclub. La primera resultó la cinta con más candidaturas del año pasado, 13, aunque finalmente sólo obtuvo el galardón a la mejor partitura. Cineclub, con cuatro nominaciones, se llevó el Gaudí a la mejor dirección de producción, a cargo de Patricia Roda, una de las responsables de Producciones Kaplan. (…)

 

Scriptor.org: Carlos Herrera le hace un WikiLeaks a “El País”

Dejo aquí, por aquello de las “patologías”, el inicio y referencia de lo publicado en Scriptor.org:

Herrera
Según puede leerse en El Confidencial Digital, hace unos días el diario “El País” encargó un artículo a Carlos Herrera sobre la ley antitabaco. El sumario-titular de la noticia lo dice casi todo: El País censura a Carlos Herrera un artículo que le había encargado porque “no coincide con la línea editorial”. La clave está en las dos últimas líneas.

Quizá no es muy correcto decir que alguien (Carlos Herrera) ha “hecho un Wikileaks” a otro (“El País”) cuando el primero publica algo que tiene que ver con él mismo y con el segundo, y este último -porque la cosa no le conviene- pretende que no se sepa. Pero pienso que se entiende o al menos sirve para hacerse una idea.

Esto publica El Confidencial Digital:

Herrera escribió dicho artículo y lo envió a El País el sábado 8 de enero, a la espera de una contestación. Pasó una semana y nadie se puso en contacto con él para comunicarle qué iba a pasar con esta tribuna. Hasta el pasado fin de semana.

Un alto cargo de la sección de Opinión del periódico contactó con el locutor a través del correo electrónico para transmitirle que no iban a publicar sus líneas. El motivo que le dio es que en su escrito había alguna “inexactitud”, es decir, que la ‘ley antitabaco’ no contenía exactamente lo que escribió Herrera.

Las explicaciones no han convencido al locutor, que se encuentra sorprendido por la decisión de El País, después de haber sido ellos quienes le pidieron que escribiera el artículo.

Según fuentes cercanas a Herrera a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, hay un motivo de fondo para que El País censurara su tribuna: en las dos últimas líneas, Carlos Herrera escribe la siguiente frase: “No soporto los moralismos sobrevenidos ni los integrismos irritados, y esta ley, en lugar de conciliar intereses, aviva no pocos demonios irascibles. Muy acorde con un gabinete que dice proteger a la infancia pero sólo si ha salido ya del canal del parto”.

Este, según su entorno, es el verdadero motivo de la censura: son palabras que “no coinciden con la línea editorial del periódico”.

En El Confidencial Digital puede leerse el artículo íntegro que escribió Carlos Herrera (“Menos humos”) para El País.

Toni Piqué: La no-noticia para ocultar la noticia

El Tribunal Supremo ha condenado al consejero delegado del principal banco español a ocho meses de prisión, multa e inhabilitación especial para cualquier empleo relacionado con la banca por delitos de acusación falsa y estafa procesal.

¿Qué explicación puede dar la prensa de que esa condena no esté en la home de sus webs ahora mismo? ¿Que es una exclusiva de El Mundo y les da rabia reproducirla porque tienen que citar al mencionado tabloide? ¿Que la sentencia aún no ha sido redactada y entregada a las partes? ¿Que será recurrida al Tribunal Constitucional?

Ahora mismo no se me ocurre mejor explicación de ese comportamiento que la de Barcepundit:

no irritar a uno de los principales anunciantes, en este caso el grupo Banco Santander.

A uno le corroe la duda de si esta delicadeza en el trato del consejero delegado se generalizará a partir de ahora al resto de la humanidad o se trata de una excepción “por ser vos quien sois” —servilismo que gracias a la Red no ha pasado desapercibido. Tan servil que algunos diarios de referencia publican el posible recurso al Constitucional sin haber dado antes la condena. La no-noticia (aún no ha ocurrido) aplasta a la noticia (lo que pasó).

¿Creen que la gente es burra?