Javier Fumero: Se busca periodista faltón y lenguaraz para tertulia

Cada vez más radios y televisiones de nuestro país alimentan sus programas con invitados que han recibido consignas concretas para que ‘calienten’ la discusión. Su misión es provocar polémica y generar controversia. Cuanta más, mejor. Y sucede en programas de todo tipo.

Los formatos del corazón de Telecinco son un ejemplo. Esta semana, sin ir más lejos, la cadena ha contado con un aliciente extra: el enfrentamiento a cara de perro entre Carmen Lomana y Belén Esteban. Los dos personajes se han enviado mensajes más o menos velados, se han lanzado graves acusaciones, se han dirigido pullas hirientes… Todo a mayor gloria de la audiencia, encantada del circo montado para su disfrute.

Que la cadena está detrás lo demuestra el origen de la disputa. Todo comenzó cuando ‘Sálvame’ emitió una conversación privada en la que Carmen Lomana no dejaba en buen lugar a Belén Esteban. La reacción de los tertulianos del espacio de la tarde fue inmediata y arremetieron contra Lomana. Ella contestó desde otro programa de Telecinco, ‘Enemigos públicos’, donde dijo:

A Belén le ponen la presa y se lanza como un rottweiler. Cambió mi opinión sobre ella porque me di cuenta de que no tenía ningún sentido crítico. Fue cuando hablé en AR y dije que Belén había bailado mal. Vi que no se le podía decir nada.

La polémica lo justifica todo y hubo incluso una referencia a la hija de ‘la Princesa del Pueblo’:

Andreíta es una niña adorable, pero no sé si mañana le va a echar en cara todo este ataque a su padre. Si alguna vez he hablado de Andrea es para decir que es una niña gordita, una monada, muy buena, pero su madre se debería preocupar más de llevarla a un endocrino, que adelgazase, y que le arreglase otro problema que tiene en la mandíbula.

Este es el nivel que ofrece hoy la televisión del corazón.

Sin embargo, los periodistas no estamos siendo ajenos a esta estrategia diseñada únicamente para generar audiencia a los distintos soportes. Los profesionales de los medios también son utilizados hoy para aderezar debates, programas y mesas redondas. El único objetivo de sus promotores es lograr impacto mediático y más telespectadores.

Risto Mejide es un ejemplo de ello. Su currículum revela que es licenciado y MBA en Dirección de Empresas por ESADE, ha sido profesor de un Máster en Comunicación y Publicidad en una Escuela de diseño de la Universidad Pompeu Fabra y trabajó como director creativo en varias Agencias de publicidad.

Pero, realmente, ¿cómo ganó dinero y notoriedad Mejide? Reconvertido en gracioso lenguaraz por obra y gracia de ‘Operación Triunfo’. Mejide alimentó el interés por el formato durante varias ediciones gracias a sus ácidos comentarios como irreverente miembro del jurado de la Academia.

Ahora, están por todos lados, porque son rentables. ‘La Noria’ (también de Telecinco) cuenta con varios colaboradores de este perfil. Uno de ellos es el propio Miguel Ángel Rodríguez pero hay más. María Antonia Iglesias es conocida también por sus acaloradas intervenciones. Profesionales del canal aseguran que cobra 4.000 euros por intervención. Un excelente incentivo que demuestra lo lucrativo que resulta el personaje para el canal.

En este escenario las demandas judiciales son, a veces, el precio que hay que pagar. Pero si se puede, se evitan. Hace unos meses, Eduardo García Serrano, un tertuliano de ‘El gato al agua’ (Intereconomía TV), tuvo que pedir disculpas en público tras llamar “zorra repugnante”, “guarra” y “puerca” a la consejera de Salud de la Generalitat catalana, la socialista Marina Geli. García Serrano había mostrado así su disconformidad con una web de educación sexual para jóvenes promovida por su departamento.

La fiebre llega a las tertulias deportivas

En estos días se está pudiendo constatar otro fenómeno interesante. Los debates con periodistas agitadores han llegado también al mundo del deporte. Hay varios ejemplos. Tomás Roncero y Siro López suelen avivar la llama en ‘Punto Pelota’ (Intereconomía TV), David Sánchez se encarga de encender la mecha en ‘Futboleros’ (Marca TV)… y así se van multiplicando los incendios.

En este nuevo frente, Siro López acaba de ‘avivar’ a su parroquia al acuñar esta misma semana el término “gremio de orinal” para englobar al “lobby de periodistas” que manejaría Pep Guardiola en Cataluña contra su propio presidente, Joan Rosell. Esta ha sido la respuesta a las insinuaciones que hizo el entrenador del Barça sobre aquellos que actuarían al dictado del Real Madrid, a los que denominó la “central lechera”

Y así van pasando los días.

A mi juicio, este desaguisado tiene difícil solución porque las audiencias suben tanto como se calientan las bocas de los contertulios. Y no hay que olvidar que los medios de comunicación son, antes que nada, empresas que buscan obtener beneficios.

Por eso, precisamente por eso, los debates con argumentos, propuestas, programas… basados en la ecuanimidad son muy poco frecuentes. Suelen ser tan sensatos como aburridos.

En cambio, el linchamiento ajeno, el intercambio de insultos, el “y tú más”, la insinuación capciosa o la refriega verdulera obtienen bastantes más réditos.

Javier Fumero es director de El Confidencial Digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s