Gonzalo Peltzer: La ley de la entropía de los medios

No sé nada de la entropía, pero hace tiempo que explico que hay una Ley de la Entropía en los medios y en el periodismo. Ahora, después de buscar entropía de la información en la Wikipedia encuentro en el diccionario de la Real Academia Española esta tercera acpeción que no conocía hasta ahora:

3. f. Inform. Medida de la incertidumbre existente ante un conjunto de mensajes, de los cuales se va a recibir uno solo.

Es perfecta y se aplica perfectamente a esta tira de Mafalda que subimos con ocasión del sexto aniversario de Paper Papers.

Me recuerda NVM, un antiguo alumno de la Universidad Austral, que solía decir algo parecido en clase: los lectores leen el 10% de lo que los diarios publican y los diarios publican el 10% de la información que tienen. Ese porcentaje es inventado y estoy seguro que es mucho menos todavía. Piense nada más en la cantidad de fotos que toman los fotógrafos y recibe de agencias cualquier diario y la cantidad que publica (es mucho menos del 10%). Por otro lado sabemos que la mayoría de los lectores solo ven algunos títulos, escanean las fotos y con suerte leen algún artículo pero solo hasta la mitad.

Internet es otro medio, ya lo sabemos, y el papel es parte del problema de la entropía en los diarios. La entropía de los mensajes es un principio elemental de los medios en internet.

Anuncios

Harvey Levin’s unsolicited advice to mainstream media: Adapt or die

America’s foremost gossipmonger has a little unsolicited advice for the nation’s mainstream media: Your business model is broken. Your future is in jeopardy. Adapt or die.

TV news is hurting, TMZ.com founder Harvey Levin told the National Press Club on Monday, because it’s afraid to mess with an increasingly moribund formula. Newspapers and magazines should get out of the print business, he added, if they want to survive. And if the upheaval of the Internet over the past decade hasn’t been enough, just wait: The next five years will be even more tumultuous for the hidebound and hoary.

It takes a pinch of chutzpah for Levin to go all media visionary on the Washington press corps, especially considering that Levin’s brainchild, TMZ, became an Internet star based on a brew of Kardashian videos, naughty bits (one of its Monday headlines: “Dancing with the Stars’ — Genital Exposed on Live TV”), and the latest Britney and LiLo legal news.

On the other hand, brashness has been golden for Levin, who is one of the most successful news entrepreneurs of the Internet generation. Levin, 61, seems to know a thing or two about what the celebrity-obsessed public wants. Since its launch in 2005, TMZ.com has become the foremost entertainment-news Web site in the world, with some 20 million unique visitors a month. Its small (roughly 100-person) newsroom has evolved into a scoop machine that has broken countless stories, such as Michael Jackson’s death in 2009 and Mel Gibson’s drunken anti-Semitic tirade in 2006. The New York Times ranked the site as the 10th most-cited source by other news organizations, far outdistancing such august practitioners as the Los Angeles Times, the Financial Times and ABC News.

There’s also a syndicated TMZ TV show, a TMZ radio program and even a TMZ Hollywood Bus Tour (the name, by the way, stands for “Thirty Mile Zone,” a 1960s-era term for the principal TV and movie production area around Los Angeles, where TMZ is based).

Levin — pint-sized, tanned and California cool in a blazer, open-necked shirt, jeans and slip-on sneakers — said in a luncheon speech Monday that the old news media haven’t quite gotten their hands around changing “delivery systems” and evolving consumer tastes. And, he says, they have remained loyal to old formulas at their own peril.

Local and national newscasts, he says, have presented information the same way for decades, with anchors handing off to reporters and reporters handing it right back to anchors. “It can be done better and quicker,” he suggested, mentioning as a model TMZ TV’s casual, conversational and often amusing presentation in its bullpen-style newsroom.

As for you, dear print reader, Levin says, it’s off to the scrap heap. “What is the magic of holding a piece of paper in the air when you read?” he asked. “You [in the news media] think you have to preserve this? Why?”

Well, it could be because local TV news is still the most watched and trusted news source around, and because roughly 45 million people a day still buy a printed newspaper, and because Americans bought 325 million magazines last year, and . . .

That’s the past, says Levin, himself a former reporter for L.A. TV stations. “Young people aren’t interested in the traditional media,” he said. “It doesn’t speak to them.”

While that’s hardly a blinding insight, Levin says the future of news is on the Web, where journalism and information are more timely, more involving, more multimedia. Traditional journalists should throw off their tired old media, embrace the Web, and not worry so much that the speed and round-the-clock demands of the Internet will compromise traditional values, like accuracy, he said.

TMZ.com’s reporting methods have raised eyebrows among traditional journalists, particularly its policy of sprinkling cash around for news tips (although Levin says the site doesn’t pay for stories, per se).

And not all of TMZ’s reporting is take-it-to-the-bank trustworthy, either. While Levin boasted of its coverage of the Tiger Woods sex scandal, he neglected to mention that some of its “scoops” didn’t hold up. Example: Dozens of news outlets cited TMZ’s bombshell that Woods suffered facial lacerations as a result of a beating by his then-wife, Elin Nordegren. But few followed up a month later when an Orlando TV station reported that Florida patrolmen who met with Woods three days after he crashed his SUV said they saw no evidence of domestic violence.

In the next half-decade, Levin says, “everything changes,” as TV and the Internet merge into one. “This is a revolution,” he says. And it’s also “an opportunity.”

El Gobierno socialista premió a Mediapro con 21,5 millones de euros en subvenciones entre 2004 y 2011

A lo largo de las dos legislaturas de Zapatero, Mediaproducción SL, el buque insignia del grupo de empresas de Jaume Roures, ha recibido subvenciones por un total de 21.551.972,8 millones de euros, a los que se suman 151.172,44 euros en ayudas financieras. La subvención más jugosa, por encima de los 17 millones de euros, no se la concedió ningún ministro de Cultura. Fue responsabilidad de Joan Clos, ex alcalde socialista de Barcelona, en su etapa al frente del ministerio de Industria. Mediapro también fue beneficiada con dinero público por el Ejecutivo de Aznar, pero en mucha menor medida: subvenciones por 36.500 euros y una ayuda financiera de 14.919 euros.

El 3 de agosto de 2007, el Boletín oficial del Estado publicaba la “Resolución de 17 de julio de 2007, del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, por la que se publican las ayudas concedidas correspondientes a la 1.ª convocatoria del año 2007, del Programa Cenit“, firmada por el entonces presidente del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial y ahora número dos del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Joan Trullén. El objetivo de la convocatoria era el fomento de “la cooperación estable público-privada en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), en áreas de importancia estratégica para la economía, mediante la creación de consorcios estratégicos nacionales de investigación técnica. El máximo beneficiario fue el consorcio liderado por Mediaproducciones, al que se le concedió una subvención de 17.158.247 millones de euros para un proyecto con el acrónimo 13media. Por detrás quedaban companyas como Telefónica I+D (16,297 millones de euros) o Acciona Energía (16,681 millones de euros).

El siguiente ministerio por generosidad con la empresa de Roures durante el mandato de Zapatero ha sido el de Cultura, que ha otorgado Mediaproducción un total de 30 subvenciones (3.738.961,77 euros sólo para esta empresa, más otros 20.000 euros compartidos con Versátil Cinema, 12.000 euros de forma conjunta con Sogecable y Estudios Picasso Factoría de Ficción y otros 36.000 euros a repartir con la productora de Almodóvar, El Deseo) y cinco ayudas financieras para operaciones de crétidos. Todas estas inyecciones de dinero público tenían como destinatarias total de 21 películas.

MÁS DE UN MILLÓN PARA UNA SOLA PELÍCULA

El producto cinematográfico de Mediaproducción que ha recibido las subvenciones más generosas ha sido Salvador Puig Antich, sobre el ultimo condenado a muerte y ejecutado por la dictadura franquista. “La RESOLUCIÓN de 13 de junio de 2008, del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales, por la que se publica la concesión de ayudas de carácter general y complementario para la amortización de películas cinematográficas de largometraje, en la convocatoria del año 2008”, publicada en el BOE del 2 de julio de 2008, le concedía un millón de euros. A esta suma se suman 19.844,5 euros concedidos en la “Resolución de 24 de septiembre de 2007, del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, por la que se publica la concesión de ayudas a la conservación de negativos y soportes originales, en la convocatoria del año 2007” (BOE del 12 de octubre de 2007) y otros 16.000 euros otorgados para su participación en el Festival Internacional de Cine de Cannes (“Resolución de 30 de enero de 2007, del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, por la que se publica la concesión de ayudas para la participación y promoción de películas seleccionadas en Festivales Internacionales, durante 2006, BOE del 3 de enero de 2007”). En total, Mediapro recibió subvenciones por 1.035.844,05 euros gracias a esta cinta.

En el capítulo de las ayudas financieras, figuran en cinco resoluciones (2 de febrero de 2009, 30 de enero de 2008, 12 de febrero de 2007, 16 de enero de 2006 y11 de marzo de 2005) “del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, por la que se publican las ayudas financieras para operaciones de crédito al amparo de los Convenios ICO/ICAA” correspondientes a los años anteriores. La mayor de ellas, de 42.404,36 euros fue para la película Fuerte Apache (otorgada en 2006). La menor, de 11.669 euros, es de 2008 y tenía como objeto de ayuda la película Sexykiller.

CASI 625.000 EUROS DE LA MANO DE GARMENDIA

El tercer ministerio que ha dado subvenciones a Mediaproducción bajo el Gobierno de Zapatero ha sido el de Ciencia e Innovación de Cristina Garmendia, por un total de 623.664 euros. Esta cantidad corresponde a su totalidad a dos convocatorias del subprograma Torres Quevedo, del Programa Nacional de Contratación e Incorporación de Recursos Humanos de Investigación, en el marco del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-2011. Las ayudas se otorgaron para lo contratación de doctores y tecnólogos. El 13 de enero de 2009, el BOE publicó la “Resolución de 9 de diciembre de 2008, de la Secretaría de Estado de Universidades, por la que se conceden subvenciones del subprograma Torres Quevedo, correspondientes al segundo plazo de presentación de solicitudes de la convocatoria del 2008”. A la compañía de Roures se le subvencionó la contratación de tres doctores y seis tecnólogos por un monto total de 460.464 euros, destinados a pagar parte de su sueldo durante tres años.

Meses más tarde, el 19 de noviembre de 2009, el Boletín Oficial del Estado publicaba la “Resolución de 7 de octubre de 2009, de la Secretaría de Estado de Investigación, por la que se conceden subvenciones del subprograma Torres Quevedo”, correspondientes al primer plazo de presentación de solicitudes de la convocatoria del 2009. En esta occasion se le otorgó subvenciones por 163.200 euros, destinados a sufragar parte del salario de dos personas durante cuatro años.

Un periodista del diario The Sun posa junto al cadáver de Gadafi

Period

En una crónica titulada “Dead dog” (“Perro muerto”) publicada por el diario inglés The Sun, el periodista Oliver Harvey se retrata junto al cadáver del coronel libio Muamar el Gadafi que reposa en un cuarto refrigerado en Misrata. Harvey también ilustra el reportaje con una imagen suya sosteniendo la pistola dorada de Gadafi que fue recuperada por los rebeldes después del asesinato del dictador.

El periodista relata que el arma, una Browning 9mm, tiene una inscripción en la que se lee: “Padre por siempre”.

“Y luego, allí estaba él, tan inconfundible en la muerte como lo fue en vida. El coronel Muamar el Gaddafi, el “Mad Dog”, uno de los tiranos más brutales y desquiciados de la historia, estaba a mis pies sobre un colchón empapado de sangre”, dice Harvey al principio de su relato.

El diario The Sun ha sido criticado por su cobertura del asesinato de Gadafi, que ha sido calificada de “vengativa”.

En la portada del diario, el día después de la muerte de quien gobernó Libia por más de 40 años, apareció una fotografía del rostro de Gadafi ensangrentado junto a un titular que decía: “Esto es por Lockerbie”, en referencia al atentado terrorista que sufrió el vuelo 103 de Pan Am en 1988.

La investigación realizada por Scotland Yard, la CIA y el FBI arrojó que el régimen presidido por Gadafi era responsable de la muerte de las 259 personas que viajaban en el avión.

 

Guerra Eterna: El fin de Wikileaks

Julian Assange ha anunciado hace unos minutos que el bloqueo financiero que sufre Wikileaks está a punto de acabar con ella. La imposibilidad de recibir donaciones a causa del boicot de Visa, Paypal y otras entidades financieras les ha dejado sin fondos. De hecho, de no cambiar la situación, Wikileaks dejará de funcionar en 2012.

Como ejemplo, ha comentado que en 2010 recibían una media de 100.000 euros mensuales en donaciones. Esa cifra se ha reducido un año después a una cantidad de entre 6.000 y 7.000 euros al mes. Assange cifra la cantidad de dinero perdido en más de 50 millones (siempre que se se hubiera mantenido ese nivel de donaciones). Y dice que Wikileaks necesitaría 3,5 millones de dólares para continuar trabajando en los próximos doce meses.

La conferencia de prensa es una forma de denunciar esta situación y convencer por ejemplo a la Comisión Europea de que impida que varias empresas norteamericanas controlen el flujo de fondos sin el cual es imposible ejercer el derecho a la libertad de expresión. Con independencia del peso del argumento, no parece que los gobiernos europeos tengan mucho interés en convertirse en salvadores de Wikileaks.

Lo cierto es que desde que difundió los documentos del Departamento de Estado en colaboración con varios medios de comunicación, Wikileaks no ha vuelto a hacer público material nuevo porque no tiene una forma segura de que la gente pueda entregarlos. Assange ha dicho que van a poner en práctica un nuevo sistema porque el anterior no garantiza ya la seguridad.

Es lo malo de enfrentarse de una forma u otra al sistema. No puedes aspirar a que las principales instituciones del sistema te faciliten la tarea. Y si su actitud supone una violación de ciertos principios legales, sólo te queda ir a los tribunales e iniciar un largo proceso jurídico para el que no tienes fondos suficientes.

La relación simbiótica con los medios de comunicación tiene una efectividad reducida. Sólo dura mientras los otros también salen beneficiados. Y es incluso contraproducente cuando ese contacto salta por los aires en mitad de recriminaciones mutuas, como ha ocurrido con la guerra entre Wikileaks y The Guardian. El periódico británico rompió relaciones con Julian Assange y sus principales periodistas no han desaprovechado ninguna oportunidad para desprestigiar al editor de Wikileaks. Lo mismo que ha hecho el propio Assange con sus antiguos aliados.

La suspensión “temporal” de actividades se convertirá en definitiva si Wikileaks no encuentra formas alternativas de recibir donaciones. En una bicicleta, si no pedaleas, te caes. Y Wikileaks no ha sabido/podido montar una organización que pudiera evadirse del bloqueo y convertir en dinero el extraordinario impacto de sus actividades.

Gonzalo Peltzer: El verdadero negocio del periodismo

Lo que sigue a continuación no es ninguna “patología”. Al contrario: es un buen modo de enentender el periodismo.

Les comparto el final de la conferencia de Danilo Arbilla en la 67ª Asamblea de la Sociedad Interamericana de la Prensa en Lima (las negritas son mías):

Pero la lucha continúa, los atentados contra torres más altas, como son la libertad de prensa y el derecho a la información continúan; los ataques contra edificios más valiosos erigidos sobre los fundamentos enunciados por el Barón de Montesquieu se repiten y el terrorismo no afloja. Tampoco aflojaremos nosotros. Que lo sepan. Que sepan que la SIP seguirá siempre siendo protagonista de momentos históricos y de plena dignidad. Que sepan que nuestro negocio no es otro que luchar por la libertad y que no conocemos ninguna ocupación más noble ni más gratificadora que luchar hasta donde sea y cueste lo que cueste por todos los derechos y todas las libertades. 

Maravillosa descripción del periodismo. Del verdadero negocio del periodismo, que no es difundir información: es muchísimo más que eso.

A los periodistas no les interesa ganar dinero ni hacer otro negocio que defender la libertad de sus ciudadanos, de sus comunidades, de sus países. Y lo hacen con la verdad (o con la información… si les gusta). Sin la verdad solo hay una libertad de mentirita.

Lo notable es que los que luchan por la libertad son los que ganan dinero. Hoy más que nunca, con la libertad de expresión amenazada en varios países del continente.

El negocio del periodismo (y 5), en Paper Papers, 27/2/09
El negocio del periodismo (4), en Paper Papers, 21/2/09
El negocio del periodismo (3), en Paper Papers, 18/2/09
El negocio del periodismo (2), en Paper Papers, 13/2/09
El negocio del periodismo (1), en Paper Papers, 13/2/09

Elsa González: FAPE denuncia la cultura del periodismo ‘low cost’

“Periodismo low cost, periodismo sin periodistas, periodismo precario, a granel o industrial, periodismo de zafarrancho”. La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha empleado este lunes 17 de octubre de 2011  todos estos términos para denunciar la cultura del bajo coste que amenaza al periodismo por la alta precariedad que padecen los profesionales de la información

Invitada a participar en la IX Jornada de Periodismo Coca Cola organizada por la Asociación de Periodistas Europeos (APE) bajo el título ¿Periodismo sin periodistas?, Elsa González ha responsabilizado a los editores de dar la espalda a la información al cercenar las redacciones.

“Al editor no le preocupa si en su empresa se ejerce un periodismo de zafarrancho de combate”

En un alegato colectivo, la presidenta de la FAPE ha llamado la atención sobre la sangría de puestos de trabajo en el sector (4.115 empleos perdidos desde noviembre de 2008, en datos del Observatorio de la Crisis de la FAPE), la sustancial rebaja de salarios, la sequía de oferta laboral y el adelgazamiento constante de las redacciones. “El paro y la precariedad”, ha dicho, “están deteriorando nuestra razón de ser”.

La presidenta de la FAPE ha cargado también contra el “hábito” de la multifunción, “porque se ha instalado más como necesidad que como estrategia de futuro”. La tendencia de los editores a combatir la crisis de los medios prescindiendo de recursos humanos sobrecarga a los profesionales que aún mantienen su puesto de trabajo.

Para Elsa González,

“la multitarea requiere más que conocimientos de diseño gráfico, manejo de las tecnologías en sus más variados soportes, a veces lo de menos es saber redactar porque impera el cortar y pegar”

Elsa González también se ha dirigido a los periodistas, para recriminar que, atrapados por la crisis, “hayamos caído en la trampa de apearnos de la ética” y, al tiempo, nos mostremos vulnerables ante los políticos, quienes aprovechan este filón de debilidad para

“no responder a nuestras preguntas y ampliar los denominados bloques electorales también a las televisiones privadas; explotan este low cost (bajo coste) del periodismo para ofrecer contenidos y sonidos, imágenes, un total editado, en fin lo que le interesa al político o a la empresa de turno”

Disminuye la calidad a cambio de un bajo coste.

“La escasa inversión reduce la investigación, los corresponsales, los enviados especiales; restringe los desplazamientos del redactor al lugar de los hechos, no se contrasta…”

“Eso en el fondo; en la forma, escasea el reportaje y la elaboración propia, merma el trabajo diferenciado y original”, pérdidas que a ojos de la presidenta de la FAPE van en contra del rigor y la calidad, “claves del futuro del periodismo”.