PatriciaHA, PatHernando y LeticiaVazquezP: La relatividad de los medios o ¿cuántos hombres de rojo hay?

El pasado lunes 20 de febrero, una polémica fotografía de la llamada Primavera Valenciana dio la vuelta a España. La imagen de la discordia era esta:

La instantánea fue tomada por Juan Carlos Cárdenas, fotógrafo de la agencia EFE, en mitad del enfrentamiento entre estudiantes (y otros ciudadanos que se solidarizaron con ellos) y policías antidisturbios, en el centro de Valencia. En ella se ve a varios jóvenes contra la pared y a un anciano al que un Policía está agarrando. Hasta ahí lo que se ve objetivamente en la foto. A partir de aquí, empiezan las interpretaciones, malentendidos y demás.

Los usuarios de redes sociales empezaron a difundir dicha imagen, sobre todo por Twitter, interpretando lo sucedido de la siguiente forma: “La Policía maltrata a un anciano ciego”. La longitud del palo que sostiene en su mano en dicha instantánea apoya la teoría de su invidencia, pues parece un bastón. Y la verdad es que, sin saber lo que ha pasado segundos antes ni lo que pasará después, es una versión de los hechos bastante creíble. E indignante, claro.

Comienza el efecto viral típico de estos casos. La foto da la vuelta a España. La gente se indigna muchísimo por la “brutalidad policial” contra un invidente. Y la opinión pública se torna radicalmente en contra de la Policía, que ya no sólo agrede niños, sino también ancianos, y encima ciegos. Pero las cosas no siempre son lo que parecen…

Mientras, los medios de comunicación afines al actual gobierno quisieron ofrecer otra versión de los hechos. Para ello, compartieron un vídeo que sí muestra lo sucedido antes, durante y después de la famosa fotografía. En éste podemos observar que “el hombre de rojo” no es un invidente agredido por la Policía, sino que es éste quien le quita la defensa a un agente.

Con esto ya quedaba desmontada la teoría de la agresión al anciano ciego. Pero la cosa no queda aquí. En un intento de seguir desacreditando a los manifestantes y apoyando a la Policía, de otorgarle mayor fuerza a su teoría de que la actuación policial de Valencia está justificada, algunos empiezan a mezclar churros con merinas. O más bien, empiezan a colarnos a otros hombres de rojo, en otros lugares de Valencia, como si fueran “el original”, el de la imagen de la discordia.

Así, hemos llegado a distinguir hasta a tres señores diferentes, todos con la parte de arriba roja y el pelo canoso, pero con diferencias sustanciales que nos confirman que no son la misma persona. El problema es que aparecen en los medios como si se tratara siempre del mismo hombre, el que retrató Juan Carlos Cárdenas la mañana del lunes día 20, el que se ha convertido en uno de los protagonistas mediáticos de la Primavera Valenciana, el supuesto invidente.

Para rizar aún más el rizo, dos de esos tres hombres de rojo le quitan la porra a un agente de la Policía. El tercero sólo se encara. Todo esto puede sonar a teoría de la conspiración, pero sólo hay que jugar a encontrar las diferencias entre uno y otros:

– Hombre de rojo número 1, supuesto invidente. Es el mayor y el más delgado de los tres, no lleva barba ni gafas. También le podemos identificar por la gente que tiene alrededor.

– Hombre de rojo número 2, también le quita la defensa a un Policía. Lleva barba de tres días, gafas transparentes y anillo de casado. Según Intereconomía es el supuesto invidente.

– Hombre de rojo número 3, sólo se encara a la Policía. Es el que tiene más barba y el pelo más oscuro. Sus gafas son también más oscuras que las del anterior y lleva un jersey beige debajo de la chaqueta.

Pero luego llega el diario ABC y nos junta a los tres hombres en este vídeo de malísima calidad en el que pocas cosas quedan claras. No obstante, creemos que aparecen en este orden: hombre de rojo nº2, nº1 y nº3.

No sabemos si todo esto es un cúmulo de fallos al recopilar el material audiovisual, fruto de las prisas por querer publicar rápido; si hay algún tipo de manipulación intencionada de por medio o si ha sido casualidad unido a fallos de interpretación.

Lo que sí parece claro es que cada uno ve lo que quiere ver. Y nosotros sólo queremos ver la realidad. Sin interpretaciones. Sea bonita, fea, roja o azul. ¿Y tú, qué ves?

Por: @PatHernando y @LeticiaVazquezP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s