Toni Piqué sobre The Guardian: Crítica periodística al caso Kony2012

El caso Kony2012 está arrasando no solo en las Redes Sociales y en los medios por las nuevas formas de utilizar estos dos potentes soportes. También desarrolla nuevas formas de Periodismo. The Guardian está desarrollando una que bautiza Open Journalism. Hemos pedido al periodista Toni Piqué que nos dé su opinión. Sorprendentemente, es muy crítica y, creemos, que sitúa el esfuerzo de The Guardian en su justo lugar: Mucho trabajo de documentación peroi quizá falta rematar con un buen titular todo ello.

Ahí va:

Es un excelente trabajo de acumulación. Me pregunto si no es demasiado fácil (más aún si eres The Guardian) pedir y amontonar todas esas fuentes, declaraciones y datos sin que sobre esa capa de reporteo se aplique otra de edición (comprobación, valoración, contradicción/falsación, selección, contexto, escenario…).

Siempre pensé que de las dos partes del periodismo –reporteo y edición– la más decisiva es la última. Ya. Es una distinción casi inútil porque una no es sin la otra… ni la otra sin la una. La realidad: he sabido mucho más del caso con la nota de Juanlu Sánchez o la del NYT (o esta otra) que con la montaña acumulada de The Guardian.

¿Qué partes de toda esa inmensa libreta de notas del Guardian tienen más valor? ¿Tiene relevancia saber la demografía de las personas que ven el vídeo o tiene relevancia el blog del periodista ugandés?

En el fondo, ¿quién me dice qué pasa, por qué pasa lo que pasa y qué puede pasar? Y no me lo dice en un montón que demora algo así como UNA HORA para ser leída rápido. No digo nada si se siguen los enlaces.

Comprendo el entusiasmo de la novedad y comprendo que lo importante es el espíritu que late bajo ese intento (participación, apertura…) pero, como “Periodismo” me parece elitista por minoritario y poco respetuoso con el oficio y con la gente… ¡Si está todo crudo!

La mejor parte del Periodismo no comparece en este trabajo o no la sé ver. Me da la impresión de que he ido al restaurante, he pedido un filete con patatas y me arrojan los cuchillos de carnear y una vaca encima de la mesa.

Quizá el secreto es que como The Guardian está por la gratuidad… no puede pagar un editor y traslada esa parte del coste a sus lectores. (En efecto, es una ironía).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s